Por: Anabel Rodríguez • Chicadehoy.com

La impactante serie de True Crime que se estrenó en Netflix y te mantendrá boca abierta de inicio a fin

No te pierdas el impactante relato de 'Pesadilla de un secuestro en California' en Netflix. Historia real de terror y corrupción que te dejará sin aliento.

Pesadilla de un secuestro en California, impactante serie de True Crime que no te puedes perder. Foto: Shutterstock
Pesadilla de un secuestro en California, impactante serie de True Crime que no te puedes perder. Foto: Shutterstock

No te pierdas el impactante relato de 'Pesadilla de un secuestro en California' en Netflix. Historia real de terror y corrupción que te dejará sin aliento.

¡Atención! Recientemente, la plataforma de Netflix estrenó un True Crime que relata, nada menos que, el infierno que vivió una joven que fue secuestrada y que, increíblemente, la policía nunca le creyó. Por si no lo sabes, se trata de la serie documental ‘Pesadilla de un secuestro en California’.

Esta miniserie de 3 episodios cuenta un suceso en la vida de Denise Husky y Aaron Quinn que los marcó para siempre. Y, de hecho, por si no lo sabías, este documental de Netflix no es la historia de un psicópata, sino la de un Estado que lo encubrió a plena vista. ¿Quieres saber más?

Esta es la impactante miniserie de Netflix que desarmó al director estadounidense David Fincher. Y, eso no es todo, demuestra que Estados Unidos puede ser el país de la libertad, pero solo para unos pocos. 'Pesadilla de un secuestro en California’ es totalmente distinto a lo que se ha acostumbrado a ver.

La historia de ‘Pesadilla de un secuestro en California’

La impactante serie de True Crime que se estrenó en Netflix. Foto: Netflix
La impactante serie de True Crime que se estrenó en Netflix. Foto: Netflix

La noche del secuestro

Aaron Quinn y Denise Huskins eran una joven pareja que vivía en Vallejo, una residencial de un pueblo californiano. Ambos trabajaban en el mismo lugar, pero existía un inconveniente. La exnovia de Aaron también desempeñaba ahí. Su anterior relación terminó cuando él descubrió que Andrea lo engañaba. Sin embargo, al mantener mensajes en secreto con su ex, el joven llegó a confundirse. Cuando Denise se entera y lo confronta, él confesó sus charlas con su expareja, pero aseguró que la amaba a ella. Esa noche hubo una discusión durante la cena y, después de un saludo, se fueron a dormir.

En la noche Aaron sintió voces y percibió que alguien estaba entrando a su habitación. No le tomó importancia porque creyó que se trataba de una pesadilla. Hasta que un grito lo hizo abrir los ojos. Al despertar, en la habitación había unas luces que lo enceguecían y al manotear el otro costado de la cama, lo encontró vacío. Su novia Denise no estaba.

Lo tiraron al suelo, sin demasiada fuerza, sin brusquedad. Aaron solo pudo distinguir a un hombre vestido con un traje de neopreno y la cara tapada con una especie de escafandra. Una voz grave lo llamó por su nombre: “Aaron, acostate en el piso”. Ahí vio a Denise. Después de atarlos y cubrirles los ojos con cinta adhesiva, les colocaron unos auriculares. Una grabación se reprodujo y les dijo que se trataba de un secuestro, pero que en 8 horas la mujer sería liberada.

Luego, a cada uno le hicieron beber un el contenido de una botella pequeña. La grabación reveló que estaban tomando un líquido que contenía sedantes y antihistamínicos, que en poco tiempo los iba a dormir. A Denise se la llevaron al auto de Aaron y la metieron dentro de un baúl. Sin embargo, antes de que secuestren a la joven, uno de los hombres confesó que esta acción estaba destinada a Andrea, la exnovia de Aaron.

Al mismo tiempo, le explicaron al joven que debía quedarse en el sillón y esperar a que se comunicarán con él por teléfono. No podía moverse de ahí. Con una cinta delimitaron un área que no podía traspasar y para asegurarse que obedeciera dejaron instalada una Cámara contra una pared con la que monitorearían sus movimientos las 24 horas. Asimismo, le advirtió no dar aviso a la policía.

Cuando Aaron despertó, ya había pasado el mediodía del 23 de marzo. Miró su teléfono y no tenía mensajes de los secuestradores. Habló con su hermano como pudo y trató de explicarle los hechos. Aunque, poco después llegó el mensaje exigiendo el rescate. Lo que pedían los secuestradores eran dos pagos de 8500 dólares. Sin embargo, él lo contaba con más de 3500 dólares. Lo explicó por mensaje y sin ninguna respuesta, se dirigió a la policía para denunciar el secuestro de su novia.

Sin duda, la mayoría de true crimes optan por explayarse cómo asesinos se salieron con la suya, entre otras. Pero los creadores de Pesadilla de un secuestro en California, dirigida por Felicity Morris y Bernadette Higgins, se centraron en algo mucho más impactante: la impunidad de la policía para acusar a un inocente de asesinato, convertir a una víctima en culpable y dejar a un secuestrador completamente suelto.

Pero ¿qué tiene que ver con David Fincher?

La verdad es que el documental incide, una y otra vez, en hablar de las similitudes del caso con ‘Pérdida’ de David Fincher. ¿Te preguntas cuál? La de un cuerpo policial que no se tomó la película como un thriller, sino como un manual de instrucciones.

¿A qué se debe el éxito de la serie documental?

  • Por si no lo sabías, el éxito de Pesadilla de un secuestro en California se debe a que las directoras utilizaron herramientas a su alcance, como imágenes reales de las cámaras de seguridad, entrevistas a los personajes clave, fragmentos televisivos de la noticia y, especialmente, recreaciones de lo ocurrido.
  • Lo más interesante de la serie documental es que no pretende sacar a la luz un misterioso secuestro, sino que intenta poner sobre la mesa una de las historias criminales más indignantes de la historia reciente de los Estados Unidos, en la que un secuestrador es tan culpable como los agentes de la ley.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Noticias • JUN 20 / 2024
Bodkin: La nueva miniserie de Netflix

Lo más leído en Binger

Lo más leído en Chicadehoy.com