Por: Manuel Chamolí • Chicadehoy.com

¿Cómo cuidar la relación amorosa tras la llegada de los hijos?

A pesar del cariño que se tienen, es complicado pasar de ser una pareja a una familia.

¿Cómo cuidar la relación luego de la llegada de los hijos?. Foto: Unsplash
¿Cómo cuidar la relación luego de la llegada de los hijos?. Foto: Unsplash

A pesar del cariño que se tienen, es complicado pasar de ser una pareja a una familia.

Los romances siempre tienen diferentes etapas. Desde incluso el conocerse, todo eso va cambiando con el pasar del tiempo y aunque parece algo que podría ser visto de mala manera, la verdad es que si existe una buena comunicación entre ambos, todo puede ser mucho más sencillo para los dos, puesto que no solamente se trata de conversarlo, sino de realizar acciones que validen ese trato que hacen el uno con el otro.

El compromiso que se demuestra en el día a día puede hacer que todo eso termina en la formación de una familia y, por qué no, en un matrimonio. Ahora, ¿qué sucede cuando ya no son una pareja y ahora están involucrados esos pequeñitos que hicieron entre los dos? Bueno, esto tampoco tiene por qué ser algo que los limite o que los ponga en tela de juicio con lo que puedan llegar a sentir. 

La rutina, el tiempo y todo lo que implica enamorarse el uno al otro en el día a día puede continuar siendo igual o mejor que cuando recién eran novios, pero eso es algo que se trabaja a diario. Ahora, teniendo la responsabilidad de hacerse cargo de una vida más, las microdecisiones podrían generar conflictos entre ambos. Bueno, para ello es necesario que se pongan en perspectiva y ambos puedan verlo desde el punto de vista del otro. 

Darse el tiempo necesario para saber si un conflicto realmente puede ser algo grave o no. Tener la valentía de asumir nuestros errores en caso nos hayamos equivocado y dar nuestro brazo a torcer con el propósito de solucionarlo. Ya no son jóvenes, pero tampoco se nace sabiendo todo, entonces es necesario que ambos puedan desarrollar esta etapa sin que eso ponga en peligro el vínculo que tienen. 

Adicionalmente, darte el tiempo de procesar tus propias emociones y no aventurarte a discutir sin antes haberlo visto de una manera fría. De acuerdo, están discutiendo, bueno, en caso lo necesites puedes darte la chance de poder hablar de esto en la cama o simplemente hacerlo durante el almuerzo. Para ello, obviamente deben estar solos y con el tiempo necesario para que puedan llegar a un acuerdo.

Evita siempre hacerlo solo por obligación o porque no te queda alternativa. Ponte en el lugar de tu pareja y no te limites a simplemente ceder o a dar la razón por la que “quieres evitar alargar la discusión”. Tus conflictos también son válidos y si han llegado hasta esta etapa de sus vidas juntos es porque hay algo que los unirá para siempre.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en InLove

Lo más leído en Chicadehoy.com